Los secretos del mundo empresarial. – Capítulo 1: “La infelicidad laboral es una ruina.”

¿Dices que te llamarían loco si plantearas que eso de ir cada día a la oficina no es necesario? Probablemente. muchos no se atreverían a plantearlo. Te diré sin embargo, que hay dos tipos de personas: las que crean el cambio y las que se adaptan a lo que sea. ¿Dónde te ubicas tú?

La flexibilidad horaria y el teletrabajo son las medidas de conciliación laboral más valoradas por los trabajadores. Es decir, si las aplicáramos, aumentaría la motivación en las empresas. Ah, la motivación… La motivación es como el sexo adolescente: todo el mundo habla de ella, nadie sabe exactamente qué es pero todos quieren probarla.
Hay varios estudios que correlacionan motivación y productividad. Según la Universidad de Wisconsin, una mente positiva es un 31% más productiva que una negativa o neutra; según la Universidad de Harvard, los empleados satisfechos con roles comerciales consiguen un 37% más de ventas; y los días de baja por enfermedad descienden a más de la mitad.

Más datos: el gobierno británico encargó un informe sobre motivación en el Reino Unido a un grupo de expertos (Informe MacLeod-Clarke). Concluyó que un empleado implicado genera un 4% más de beneficios para su compañía. ¡Imagínate si ese empleado es un directivo! Y concluyó también que un 67% de los empleados que se sentían comprometidos con su empresa la recomiendan a su entorno y además registran menos bajas laborales.
El informe cuantificó que el coste anual para la economía británica debido a baja productividad por falta de compromiso era de 60 mil millones de libras, ¡más de 65 mil millones de euros! Un 6% de nuestro PIB!!! …Cualquier país suda sangre para subir unas décimas el PIB… Y el número de días de baja anuales bajaba de 6 a 2 entre los más comprometidos.
Tú eliges: ¿quieres ser generador de un mundo más feliz y rico, o seguidor de lo que haya?