Saltar al contenido
SomosBiz

La cultura como motor de innovación en la empresa

La cultura como motor de innovación en la empresa

En un contexto donde la empresa anhela tener focos de creatividad e innovar y, además, necesita volver a motivar a sus trabajadores después de unos años muy duros, la cultura puede ser un elemento de ayuda. Un artista puede aportar estrategias para ser más creativos o para trabajar en equipo o para reforzar la expresión a la hora de hacer presentaciones. Dos mundos que estaban de espaldas hasta que intentamos acercarlos con el proyecto CultHunting.

La cultura puede aportar valor añadido a las empresas, storytelling e identidad. Puede estar vinculado a los Recursos Humanos como una herramienta de motivación y de participación interna. Puede ser una manera de buscar nuevas tendencias e innovar.

CultHunting nació hace dos años con la intención de buscar un espacio de diálogo entre el mundo de la empresa y de la cultura. En aPortada conocemos bien los dos sectores y lo queríamos aprovechar para crear sinergias: desde el análisis del ADN cultural de las empresas hasta la propuesta de talleres de artistas en las empresas.

 

La cultura puede aportar valor añadido a las empresas, para ser más creativos o para trabajar mejor en equipo.

 

Conocer cuál es el ADN cultural de una empresa y tener un plan de acción cultural permite generar valor y reputación de marca y fortalecer la cultura corporativa interna. Diferentes empresas han trabajado para conocer cuáles son los perfiles culturales de su organización.

Por otra parte, CultHunting se materializa en forma de talleres en las empresas (la dirección coral como herramienta para el trabajo en equipo, la pintura para expresar los valores de una organización…) y también en la creación de espacios dedicados a la cultura dentro de la empresa. El pasado 27 de febrero se celebró el CultHunting Lab, una jornada donde diferentes directivos de empresas pudieron comprobar de primera mano cuáles eran las aportaciones que se podían hacer desde el mundo cultural.

Un ejemplo: directivos catalanes participaron en el taller de Menno Marien. En una sesión de dos horas, Marien consiguió que los asistentes hicieran una composición musical con objetos cotidianos como botellas de agua o tubos. Se trabajó el proceso creativo, la unificación de la idea y el trabajo en equipo en una sola actividad.

Cristina Salvador

Directora d’aPortada Comunicació