Saltar al contenido
SomosBiz

Innovación, transformación digital y ‘design thinking’

Innovación, transformación digital y ‘design thinking’

Parafraseando una vez más a mi querido Bauman, estamos en medio de una sociedad marcada por lo transitorio y lo volátil, y las palabras tampoco escapan de ello. En este escenario de cambio hay constantemente conceptos nuevos que incorporar y lo peor no es eso, sino la dificultad para saber qué significan realmente, su relación y entender por qué de pronto se habla tanto de ellos. Esta nueva situación está seguramente provocada por la irrupción en los últimos 20 años de las tecnologías de la información y la comunicación, que conectan casi en directo las percepciones de miles de millones de persones. Este ingrediente nuevo en la historia está provocando la necesidad de urgente de esclarecer las cosas, sobre todo porque a río revuelto muchos gurús –blufs en la realidad– se aprovechan de la situación y todavía nos confunden más. Esto es lo que voy a intentar pues con este post sobre innovación, transformación digital y design thinking.

11 de septiembre de 2001. ¿Cómo no pudieron prever esos ataques? ¿Qué nuevo mundo viene? ¿En qué competencias clave la USWAC –US War Army College– debe formar a sus futuros líderes militares? De ese proceso de reflexión interna en la USWAC recuperaron un término utilizado tras el fin de la guerra fría: VUCA. El mundo cambió tras el 11-S: era un
mundo Volatile (volátil), Uncertain (incierto), Complex (complejo)
y Ambiguous (ambiguo), las iniciales de VUCA.
Como explica David Ruyet en su blog, VUCA es la realidad de nuestro mundo actual. Es el escenario “new normal” y nada nos hace pensar que no seguirá siendo de esa manera en los próximos años. Las condiciones globales continúan cambiando, la tecnología evoluciona, la geopolítica es multilateral, el mundo está interconectado, y no sabemos nada de nada… En pocas palabras, “el sólo sé que no sé nada” de Sócrates es el nuevo paradigma.

En el entorno actual, la empresa está obligada a desarrollar recursos humanos, sistemas de información y capacidades tecnológicas acordes con los nuevos desafíos. De ahí la importancia que tiene el proceso
de innovación. Pues esto implica la renovación y ampliación de procesos, productos y servicios, cambios en la organización y la gestión y cambios en las calificaciones del capital humano. Partiendo de esta realidad, se dan dos premisas verdaderas:

1. La transformación digital es una forma de innovar.
2. La transformación digital implica innovar de forma diferente a como lo hemos hecho hasta ahora.

Y qué es transformación digital. Transformación digital no es dar un curso de Twitter a los empleados… Transformación digital es mucho más, es un cambio en el comportamiento organizacional obviamente provocado por la irrupción de la tecnología, lo que representa una oportunidad para que RRHH asegure una buena interacción de los empleados con la misma. Para ello, la organización debe dejar en segundo término los procesos, para dar mayor relevancia al usuario de esta tecnología: el empleado, la persona… Debe ser una organización human centered. Las soluciones de RRHH fueron tradicionalmente procesos de formación de los empleados, procesos de evaluación del desempeño, etc… La mayoría de ellos, procesos. Sin embargo, los empleados de hoy están abrumados por una gran avalancha de correos electrónicos, reuniones y otras “distracciones” en el lugar de trabajo. Según la encuesta de 2016 del Global Human Capital Trends de Deloitte, dos tercios de las empresas de hoy creen que ahora la complejidad es un obstáculo para el éxito de la compañía. Tal vez ésta es una de las razones por la cual el 79% de los ejecutivos piensan que el diseño es una cuestión importante o muy importante.

Como lo define el blog del Innovation Factory Institute, Desigh Thinking es también una herramienta de gran utilidad enfocada a fomentar la innovación en las organizaciones de una forma eficaz y exitosa. Esto se debe a que, gracias a su aplicación, se generan importantes beneficios en el diseño de soluciones. Así, DT se presenta como una metodología procedente del diseño de producto que sirve para desarrollar la innovación centrada en las personas ofreciendo una lente a través de la cual se pueden observar los retos, detectar necesidades y, finalmente, solucionarlas.

Las premisas de DT son:

1. Foco en la persona.
2. No lo expliques, muéstralo.
3. Co-crea.
4. Conocer bien el proceso de DT.
5. Lo importante es “hacer”.

Utilizar recursos propios
DT tiene 5 pasos elementales:

1. Investigar.
2. Idear.
3. Prototipar.
4. Testar.
5. Evaluar.

¿Pero por qué utilizar DT en el ámbito de los RRHH? Porque el diseño es empático por definición. DT coloca a RRHH en un nuevo rol. RRHH debe pasar de un diseñador de procesos a un constructor de experiencias. RRHH debe reimaginar todos los aspectos del trabajo: el entorno físico, cómo se relacionan e interactúan las personas, etc. El DRH debe convertirse en el Director de experiencias de los empleados. DT proporciona un medio para centrarse en la experiencia personal del empleado para crear procesos centrados en el trabajador. El resultado: nuevas soluciones y herramientas que contribuyen directamente a la satisfacción de los empleados y su productividad.

En la observación de la experiencia del empleado hay dos grandes áreas, como explica Conento en su blog: el empleado en su relación con la empresa analizando momentos –moments of the truth– que suceden una vez o varias y que son relevantes para él y la organización (entrada en la empresa, promoción, movimientos laterales, evaluación del desempeño, establecimiento de objetivos, acuerdos de plan de carrera…), y el empleado en su vida personal, momentos que suceden a lo largo de la vida y que tienen repercusión en la vida laboral.

Los departamentos de RRHH deben actualizar sus skills para incorporar los conceptos claves de DT. Cómo podemos facilitar la colaboración y el aprendizaje de los empleados; cómo podemos aprovechar la tecnología para que los empleados sean más productivos; cómo podemos ayudar a los empleados para que puedan tomar decisiones más rápidamente… La aplicación de DT permite dar respuesta a todas estas preguntas.

Muchas empresas están ya confiando en DT. General Electric, por ejemplo, está introduciendo DT para diseñar un modelo simplificado de la gestión del desempeño, así como nuevas aplicaciones para dispositivos móviles para la gestión de objetivos y la colaboración.

Innovación, transformación digital y design thinking, 3 conceptos muy distintos pero estrechamente vinculados que bien merecen un post para ser entendidos, relacionados entre sí y comprender su relevancia en estos momentos.

Maite Moreno

Fundadora de Monday Happy Monday