En 2016, Google Play Store ofrecía el acceso a más de 2 millones de aplicaciones. Otros 2 millones estaban disponibles en la Itunes App Store de Apple y más de medio millón se encontraban en la tienda de Windows. Está claro que el mercado de las aplicaciones móviles sigue creciendo, pues ahora se ofrecen soluciones para cada tipo de sector.

En el marco del Mobile World Congress, AppFutura, plataforma para empresas de desarrollo de aplicaciones donde encontrar clientes que quieren externalizar la creación de una app, ha publicado un estudio en el que se establecen algunas bases para crear una app y sus tendencias futuras. La principal conclusión que se extrae es que las nuevas apps deben adaptarse a un número creciente de dispositivos y tecnologías, aún lejos del potencial total del mercado. “En un mundo donde la evolución y los cambios están a la orden del día, una app ya no sirve únicamente para usuarios de smartphone. Las aplicaciones móviles tienen un papel creciente en todas las facetas del día a día y, por ello, una app deberá interactuar cada vez con más dispositivos”, explican desde la plataforma.

Las empresas utilizan a diario las aplicaciones, y no solo en el smartphone: casi un 80% de ellas usan en la actualidad 10 o más aplicaciones de negocio, según un estudio de MobileIron en la conferencia de seguridad RSA 2017. Por lo que los desarrolladores deben prestar especial atención a las corporaciones, que están compartiendo, constantemente, datos en la nube. Los usuarios también las utilizan, pero parece que ahora algo menos. El último estudio de Comscore establece que la media de descarga por persona es de 3,5 apps al mes, y la mayoría de las apps son descargadas por un 13% del total de consumidores.

Estudio de mercado y test previo

Antes de invertir en la creación de una aplicación es aconsejable realizar un estudio de mercado de antemano para conocer la competencia. Lo concluye el estudio de AppFutura que también da a conocer que se deben analizar las características de las aplicaciones parecidas o del mismo sector. Aunque el triunfo de la app creada depende de muchos factores, este proceso permitirá saber qué funcionalidades y características son necesarias y cuáles son prescindibles.

A su vez, se recomienda realizar un test exhaustivo de la app antes de lanzarla. Además de “revisar meticulosamente todas las funciones y pantallas de la app para asegurar que todo funciona correctamente. Los errores suceden, pero neutralizarlos antes del lanzamiento facilita sustancialmente la promoción de la aplicación”, destacan.

Vídeo móvil y otras tendencias en aplicaciones

La categoría de aplicaciones móviles de mayor crecimiento en los próximos cinco años será el vídeo móvil, que se multiplicará por 8,7 a nivel global y por nueve en España, según Cisco. De esta manera, el vídeo móvil representará el 78% de todo el tráfico móvil mundial en 2021 y el 80% del español.

Mientras que es importante destacar que la categoría en la que se engloba la app influirá notablemente en sus características. AppFutura explica que las aplicaciones de niños con juegos deben idearse en base al tipo y al tamaño de la pantalla en el que se jugarán, y las apps de salud, que seguirán creciendo en los próximos años, deben ceñirse a ciertas normativas sanitarias. Las aplicaciones sociales se usan diariamente por miles de usuarios y las apps para wearables no requieren de un gran esfuerzo de diseño, aunque hay que trabajar la calidad del mismo, y actualizarlas a menudo.

Por otro lado, se destaca que el sector móvil está en pleno proceso de maduración y expansión, y que nuevas tecnologías como los wearables, machine learning, Internet de las Cosas, Realidad Virtual, Realidad Aumentada o Inteligencia Artificial ayudan al desarrollo del mercado de gadgets móviles y de las aplicaciones.