Saltar al contenido
SomosBiz

Cómo desaparecer de la Red

Diversas compañías catalanas son punteras a nivel europeo en hacer desaparecer informaciones no deseadas de Internet.

Una de las ventajas y a la vez uno de los aspectos más peligros de Internet es la permanencia de todo lo que en él aparece. Prácticamente toda la información que se encuentra online puede ser recuperada en unos pocos clicks por cualquier persona con acceso a la red. Esto puede ser un arma de doble filo, ya que supone un archivo prácticamente infinito y atemporal de conocimiento, pero también puede ser una losa para aquellas personas que se convierten en protagonistas no deseados de las informaciones, más o menos veraces, que pululan por la web.

Cómo desaparecer de la RedEsta situación se ha convertido en un nicho de mercado para empresas que borran por encargo las informaciones incómodas o poco veraces que aparecen en Internet. En este sentido, el Tribunal de Justicia de la UE falló a favor del derecho al olvido en la Red. Esta sentencia hace referencia a las informaciones dañinas sobre personas generalmente anónimas que ya no son actuales ni tienen relevancia, e instó a empresas como Google a retirar este tipo de contenidos a petición de los usuarios. No obstante, algunas de las compañías que se dedican a eliminar contenidos de Internet van más allá, y también se encargan de hacer desaparecer cualquier información, independientemente de su veracidad o relevancia.

Eliminar enlaces y contenido

“No nos limitamos a eliminar los enlaces que aparecen en buscadores como Google, también somos capaces de eliminar el propio contenido”, destaca Diego Sánchez como una de las fortalezas de su empresa, Eliminalia, de la que es el presidente y fundador. “Hay unos límites éticos, pero naturalmente ni yo ni mi compañía podemos comprobar la completa veracidad de lo que se nos encarga eliminar. No es nuestra función, nuestro negocio es eliminar información. El cliente lo que pide es que desaparezca, y de eso nos encargamos”.

Eliminalia es, según cuentan sus responsables, capaz de borrar lo que sea de la red en 30 días. Entradas en blogs anónimos, artículos de medios de comunicación online y también contenido de redes sociales; todo es susceptible de ser borrado. Para hacerlo, esta compañía barcelonesa se vale del diálogo con los media, que a menudo se prestan a borrar el contenido voluntariamente, pero también de mecanismos propios (que no quieren desvelar para no dar ventajas a la competencia) para hacer que el contenido desaparezca con o sin el consentimiento del sitio web donde se encuentra. Eso sí, siempre dentro de la legalidad según su versión.

¿Y quien contrata estos servicios? En el caso de Eliminalia sus principales clientes son uno de los colectivos con los que la opinión pública es más severa. “Los políticos contratan mayoritariamente nuestros servicios. De hecho, hemos llevado unos cuantos casos de gran repercusión mediática, no solo en España, sino a nivel europeo, pero que por motivos de confidencialidad no podemos desvelar”, cuenta Sanchez.

Pactar la ocultación de información

Otra compañía con una metodología diferente pero que persigue unos resultados similares es la startup catalana Red Points, recientemente galardonada con el premio BStartup 10. “Nosotros utilizamos principalmente dos tecnologías que hemos desarrollado. En primer lugar rastreamos toda la red para localizar las informaciones ilegales que hacen referencia a nuestros clientes. Una vez hecho esto, los datos se introducen en nuestra plataforma de eliminación y se requiere su retirada de forma masiva a los servidores de Internet pertinentes”, relata David Casellas, responsable de negocio de Red Points.

Para Casellas, la eficacia de Red Points reside, sobre todo, en la multitud de acuerdos firmados con los principales motores de búsqueda y redes sociales. “Tardamos una media de dos horas y treinta minutos en hacer desaparecer el contenido una vez lo hemos detectado, y eso es gracias a los convenios que tenemos firmados. De esta manera, aunque en ocasiones no se consiga borrar el propio contenido, se puede hacer prácticamente invisible, haciendo que no aparezca en Google”, destaca el responsable de negocio de Red Points como una de las ventajas de contratar los servicios de su empresa frente a los cauces oficiales y legales, que se alargan mucho más en el tiempo.

Distintas metodologías, resultados similares

No obstante, a pesar de las semejanzas entre Eliminalia y Red Points, Casellas deja claro que en el caso de que las informaciones no cometan ninguna ilegalidad su empresa tiene las manos atadas, y no se puede hacer nada por hacerlas desaparecer, “y así se lo hacemos saber a nuestros clientes”.

La barcelonesa Red Points, a pesar de estar más implantada en nuestro país, tiene un ámbito de actuación mundial, y sus clientes son tanto personalidades internacionales como todo tipo de personas. Desde importantes empresarios o compañías que son desprestigiados impunemente a través de la Red, hasta ciudadanos corrientes cuya identidad está siendo suplantada a través de Facebook para perjudicarles personal o profesionalmente, todos son clientes potenciales de este tipo de compañías.

Guillem Tapia

Redacción


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *