Por la buena rentabilidad que ofrece y los nuevos campos que se van abriendo, el posicionamiento en buscadores tiene una importancia vital en los planes de marketing de una empresa.

Internet desde hace algunos años se ha convertido en uno de los principales canales de comunicación y promoción para las empresas y de todas las herramientas con las que contamos. Una de la que más importancia adquiere es el posicionamiento en buscadores, el cual puede dividirse en SEO y SEM. Pero ¿en qué consiste cada uno?

¿Qué es SEO? El término SEO deriva de sus siglas en inglés Search Engine Optimization, es decir, “Optimización para Motores de Búsqueda”. Esta permanente labor de optimización hace referencia a la acción de generar un mejor posicionamiento de un sitio web dentro de determinado buscador y/o directorio de Internet, aunque se debe tener en cuenta que no todos los sitios web pueden ser optimizados, especialmente aquellos que no disponen de una estructura bien diseñada.

Entonces, ¿por qué usar el SEO? A grandes rasgos cerca del 98% de los usuarios de Internet utilizan los motores de búsqueda para encontrar lo que necesitan. Es importante tener en cuenta que cerca del 82% de los usuarios abandonan la búsqueda de los resultados después de la tercera página del buscador si no encuentran lo que buscan, por lo que se hace imprescindible aparecer posicionados en los primeros puestos.

¿Qué son los Motores de búsqueda? Son simplemente bases de datos que nos ofrecen varias formas de búsqueda. La forma más básica es la “Búsqueda simple”, que consiste en escribir en el espacio destinado a ello la palabra que buscamos, por ejemplo pisos, y el buscador (como ejemplo usaremos Google) nos dará una lista de todos las páginas presentes en la base de datos de Google, que contengan la palabra “pisos”.

¿Qué son los Directorios? Los directorios organizan las informaciones que contienen en categorías y subcategorías organizadas según el criterio de los editores. Mientras en los motores de búsqueda se encuentran generalmente las páginas por separado, los directorios tienden a utilizar el sitio como un todo.

El posicionamiento en buscadores requiere constancia para conseguir buenos resultados a medio-largo plazo.

Existen también directorios especializados en temáticas específicas llamados Portales Verticales. Debido a la enorme cantidad de información presente en Internet, la cantidad, especialización e importancia de estos portales verticales toma cada día más relevancia.

¿Qué es SEM? El término SEM es el acrónimo Search Engine Marketing, es decir, “Marketing para Motores de Búsqueda”, y hace referencia a todos los anuncios que, si nos centramos en el buscador Google, aparecen en primeras posiciones destacados en color amarillo o en el lado de la derecha.

Este tipo de anuncios permiten a las empresas posicionarse de inmediato por aquellos términos para los cuales el SEO todavía no ha obtenido resultados, por lo que resulta un complemento perfecto y necesario en cualquier estrategia de posicionamiento en buscadores.

Los precios de los anuncios en SEM varían dependiendo de la palabras clave a posicionar, a mayor competencia mayor coste, pero puedes encontrar todavía palabras que son muy rentables a unos costes más reducidos, de hecho, una de las bases del éxito de una campaña SEM radica en la adecuada selección de las palabras clave a utilizar.

El posicionamiento en buscadores es de una tarea constante y a medio-largo plazo, que tiene una importancia vital en los planes de marketing de las empresas, dada la buena rentabilidad que ofrece y los nuevos campos que se van abriendo.