Hablamos con FERNANDO CABELLO-ASTOLFI, CEO de Aplazame.

Anteriormente Fernando Cabello-Astolfi lideró Ibercheck.com, empresa dedicada a la emisión de informes de crédito para personas físicas; y fue consultor senior en Monitor Group, dando servicio a clientes financieros, industriales y energéticos en tres continentes durante 4 años. En esta entrevista nos habla sobre el crecimiento del fintech y su experiencia como emprendedor.

¿Qué aporta Aplazame y bajo qué necesidad nació?

Aplazame es un servicio de financiación instantánea para compras online. Ayudamos a las tiendas a vender más combinando un método de pago aplazado con herramientas de marketing que les permiten usar la financiación como palanca promocional.

Aplazame surge por una evidencia preocupante: todo el sector del ecommerce está perdiendo dinero. En España, el año pasado, el 65% de los carritos de la compra online fueron abandonados y eso supuso perder ventas por valor de más de 35.000 millones de euros. Pero analizando esta problemática, nos dimos cuenta de que no todo eran malas noticias para el sector. Por cada reducción del 1% en la tasa de abandono de carrito de un ecommerce, se consigue un aumento de ventas del 3%. Por eso, decidimos trabajar en encontrar la fórmula para lograrlo y es lo que hemos hecho, dando financiación instantánea que permite solucionar dos de los motivos de abandono de carrito: reducir la sensibilidad al precio y aumentar la asequibilidad.

¿Qué servicios aporta, entonces, para las empresas ecommerce?

Ayudamos a las tiendas a vender más, usando la financiación como una herramienta de marketing y ofreciendo a sus clientes flexibilidad para pagar sus productos favoritos. A los clientes les facilitamos comprar lo que les hace ser y estar mejor, dejando que paguen de la forma que ellos decidan.

En las tiendas que tienen integrado Aplazame, el cliente puede seleccionar el número de meses en los que quiere pagar (entre 1 y 12 meses) y el día en que quiere hacerlo. Nosotros le decimos cuántos intereses pagará y cuándo le haremos los cobros. Finalmente le pedimos algunos datos personales y, al instante, le decimos si su financiación está aprobada o no. Así de fácil, sin solicitar documentación y con total transparencia. No hay sorpresas, ni letra pequeña ni comisiones ocultas.

¿En qué ayuda Aplazame a las tiendas online?

A vender más sin correr ningún riesgo. Integrando Aplazame como método de pago aplazado en sus tiendas y usando la financiación como herramienta de marketing, van a lograr incrementar sus ventas, aumentar el tamaño de su cesta media y mejorar sus tasas de conversión. Damos más flexibilidad de pago a sus clientes y eso permite que compren con más frecuencia y más cosas.

Todo eso sin correr ningún riesgo, porque pagamos a las tiendas cada día y somos nosotros quienes nos ocupamos de posibles impagos y fraudes. Y damos una respuesta inmediata y sin documentación, así que no frenamos en absoluto su proceso de venta.

¿Cómo ves y defines al sector fintech?

El sector fintech está en plena construcción, pero con un alto potencial de disrupción y crecimiento que está atrayendo a personas con mucho talento que creen que las cosas pueden hacerse de otra manera, situando al cliente en el centro de toda la acción.

¿Cómo se perfila el mercado del fintech en España?

El sector fintech está creciendo a pasos agigantados y cada día es más importante en España. En la actualidad existen más de 200 empresas y se espera que ese número siga creciendo en los próximos meses, por lo que el principal reto del sector será la creación de un marco regulatorio estable que permita que todos los jugadores estemos en igualdad de condiciones. La regulación no sólo atraerá a España nuevas inversiones, sino que también evitará la fuga de talento.

Además, el brexit representa una gran oportunidad para crecer y liderar la disrupción tecnológica del sector, así como para que las startups vean a nuestro país como el lugar idóneo para instalar una segunda sede.

¿Cuáles son las principales ventajas y en qué campos se aplica el fintech actualmente?

El sector fintech representa una nueva forma de hacer las cosas donde el punto de partida y de llegada es el cliente, entender qué necesitan, cuáles son sus preocupaciones o problemas, etc.

Los nuevos jugadores en el mercado tenemos la responsabilidad de experimentar con fórmulas novedosas que den flexibilidad y mejores condiciones a los clientes. La banca no ha sentido la necesidad de resolver ciertos problemas como, por ejemplo, el de la inmediatez en la concesión de créditos. Y esto es lo que ha dado al sector la oportunidad de desarrollar nuevos productos y servicios.

En Aplazame somos unos enamorados de la tecnología, de experimentar con ella y de cuestionarnos la forma en la que se han hecho las cosas para intentar rehacerlas de la mejor manera posible. Basamos nuestro trabajo en valores como la honestidad y la transparencia. Por ello, la financiación que ofrecemos no tiene letra pequeña ni costes abusivos. Queremos ofrecer productos financieros simples, transparentes y justos que permitan a nuestros clientes comprar aquellas cosas que les hacen estar y ser mejor.

¿Qué crecimiento está teniendo este sector?

Actualmente España se posiciona como el quinto país del mundo en servicios fintech, según CapGemini. 2016 se cerró con más de 200 empresas en el sector y todas las previsiones apuntan que el número seguirá creciendo este año.

¿Cuáles son las tendencias en fintech?

En mi opinión, vamos hacia un escenario donde habrá una mayor colaboración entre los bancos y las empresas fintech. Las fintech debemos de ser disruptivas en la parte tech, mientras que los bancos deberán sacar el máximo partido a su expertise más fin.

¿Qué es lo mejor y peor de emprender en un sector tan nuevo como el vuestro?

Lo mejor de emprender es que tenemos la oportunidad de ayudar a solucionar algunas ineficiencias del sector. En nuestro caso, detectamos que quienes se dedican al mundo del ecommerce pierden dinero debido al alto porcentaje de carritos abandonados y nos pusimos a trabajar en ello.

Sin embargo, lo más complicado puede ser no saber qué te vas a encontrar por el camino para conseguir tu objetivo. En este caso, mi principal recomendación es la humildad y la perseverancia. Humildad porque te ayuda a asumir errores y aprender de ellos, y perseverancia para sacar adelante un proyecto y superar todos los obstáculos que se presentan en el camino.

En cuanto al futuro de la empresa, ¿hacia dónde vais?

2017 está siendo un año muy interesante para Aplazame. Seguimos creciendo tanto en el número de ecommerces como en el de usuarios en España. Nuestro objetivo es aumentar el número de tiendas con las que trabajamos y lograr cada vez mayor recurrencia de quienes financian sus compras con Aplazame. Tenemos el foco puesto en eso también desde el área de desarrollo de producto y las herramientas que permiten a los merchants usar la financiación como una palanca de marketing tendrán un papel fundamental en ese aumento de ventas y facturación.

Además, uno de nuestros principales retos este año es dar el salto internacional. Nuestro objetivo es México. Estamos trabajando desde hace meses para estar operativos en ese país este año.