Saltar al contenido
SomosBiz

Eva Serrano: “La mujeres tienen un estilo de liderazgo diferente”

Hablamos con Eva Serrano, presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid

[vc_row css=”.vc_custom_1445508968419{margin-bottom: 0px !important;}”][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1445507518888{margin-bottom: 30px !important;}”]

Hablamos con la presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid

Recién vocal del Comité de Mujeres Líderes de las Américas, Eva Serrano ha desarrollado durante más de veinte años su carrera por cuenta propia aunando espíritu personal y profesional, y consiguiendo varios reconocimientos como la Medalla de Oro Foro Europa. En esta entrevista, nos cuenta qué representa su nuevo cargo y la influencia de la mujer en la vida empresarial.

 

¿Cuáles son las funciones de la organización Mujeres Líderes de las Américas?
Tiene como función principal ser un punto de encuentro y de generación de ideas entre mujeres líderes, para inspirar y mejorar las capacidades y habilidades de las mujeres en el ámbito político, corporativo y social, objetivos en los que las tecnologías de la información constituyen un eje estratégico y una oportunidad para conseguir la equidad. El proyecto Mujeres Líderes de las Américas fue puesto en marcha por la Sección de Apoyo a las Instituciones Representativas de la Organización de Estados Americanos (SAIR/OEA) y la Fundación Ciencias de la Documentación el 1 de septiembre de 2016, mediante el valor de la gestión de la información como un instrumento de cambio social, político y empresarial.

 

Como presidenta de ASEME, ¿cómo afronta el próximo año?
Con mucha ilusión, porque tenemos muchos proyectos para dar visibilidad a la mujer empresaria. Gracias a la Editorial Loquenoexiste, en breve, presentaremos un libro, “Empresarias, una manera de estar en el mundo”, donde han participado mujeres empresarias y emprendedoras, contando sus experiencias. Acabamos de firmar un acuerdo de colaboración con el departamento de género de la Alianza del Pacífico para intercambiar experiencias y unir lazos empresariales con empresarias de México, Chile, Perú, Colombia. Esperamos hacer bilaterales con Europa en igual sentido, y estamos fomentando la unión con el resto de asociaciones de mujeres empresarias a nivel nacional, a fin de tener una plataforma común que reivindique los derechos de todas. Y terminaremos el año dando visibilidad al trabajo de la mujer, con el Premio Mujer Empresaria.

 

Se habla de tecnología y mujeres, unidas al tema tech, pero lo cierto es que los datos siguen con una baja participación de éstas en puestos claves de este ámbito. ¿A qué se debe esto?
La incorporación de la mujer a la carrera de nuevas tecnologías ha sido francamente tardía y eso se refleja en su presencia en puestos clave en este ámbito. Es cierto que, socialmente, ha sido un sector con mayor presencia masculina, y creo que todo tiene su origen en el comienzo de la educación, donde no se han fomentado las carreras tecnológicas entre las mujeres.

 

¿Qué ha de cambiar para que cada vez más mujeres lideren proyectos tecnológicos?
Fomentar y apoyar a las mujeres desde su infancia, porque las nuevas tecnologías favorecen el empoderamiento, la igualdad, el empleo y todo esto parte de brindar a las niñas las mismas oportunidades de educación que a los niños. A tal fin ya existen campañas a nivel mundial, en especial desde ONU mujeres, que en el tiempo tendrán su repercusión en un incremento de la mujer en la participación en puestos clave.

 

¿Cómo se encuentra nuestro país en cuanto al número de mujeres empresarias?
España ha experimentado un aumento considerable en cuanto al emprendimiento femenino. La falta de retención del talento femenino, en especial a partir de los cuarenta años, ha provocado que mujeres sobradamente preparadas y con ganas y necesidad de continuar en el mercado laboral, haya recurrido al emprendimiento. Por su estilo de liderazgo y sus proyectos empresariales, tienden a consolidarse en el tiempo, en un alto porcentaje, y acercándose a la paridad en el ámbito de las pymes y micro pymes.

 

¿Cree que son suficientes las acciones que se llevan a cabo para el fomento del emprendimiento femenino?
Actualmente y, tras la crisis, las instituciones públicas están llevando a cabo numerosas acciones para fomentar el emprendimiento femenino. Quizás el problema que yo veo es que hay demasiada información que provoca el efecto que esta finalmente se diluya y termine por no ser útil al emprendimiento en general. Falta visibilidad y reconocimiento al emprendimiento femenino, que tiene mayor movimiento en redes sociales, plataformas, nuevas tecnologías en general y, en especial, falta simplificar los trámites administrativos paras las pymes y micro pymes.

 

¿Hay diferencias entre las empresas creadas por hombres y las fundadas por mujeres?
La diferencia fundamental es el estilo de liderazgo en la gestión de sus equipos. Las mujeres son más conservadoras en su emprendimiento, tienden en consecuencia a consolidar su proyecto en el tiempo, empatizan con sus equipos y aplican la responsabilidad social en el fomento de empleo y obtención de riqueza de una manera innata, porque forma parte de la carga social que le viene impuesta como madre y cuidadora de sus mayores.

 

¿Qué aspectos de liderazgo destaca como positivos en las mujeres?
Las mujeres empresarias, emprendedoras y profesionales tienen un denominador común: el género mujer, cuyas cualidades en líneas generales son su sensibilidad a los aspectos éticos y a la responsabilidad social, la generación de riqueza y fomento de trabajo de otras mujeres. Promueven en sus empresas las políticas de conciliación, disponen de una capacidad especial de sacrificio con ambición realista, tienen una buena gestión de las situaciones de conflicto y una buena reacción a la frustración, y cuentan con un gran espíritu emprendedor e innovador, adaptándose extraordinariamente al cambio.

 

¿Qué consejos daría a mujeres que quieren iniciar un proyecto, empresa o startup?
Creo que hay varios puntos clave que deben acompañar toda la vida del proyecto, empresa o startup; un buen plan de negocio que ayude a marcar el camino para alcanzar la meta, un buen asesoramiento, formación continua para afrontar los cambios constantes de un mercado global, networking y asociacionismo, destacando de este último, la importancia de no ir sola en el camino, es importante el sentimiento de grupo, el tener un referente, un apoyo y una plataforma que defienda y reivindique tus intereses. Y finalmente, que tengan muy en cuenta, que la responsabilidad social en los negocios es un elemento diferenciador que permite un posicionamiento en el mercado y que ayuda a consolidar el proyecto.

 

¿Qué ventajas y desventajas hay en este sentido en España?
En España, la desventaja fundamental es la carga administrativa, tiempos e impuestos que impone la administración pública a las pymes y micro pymes, que cuentan con menos personal y recursos para poder atender a todo lo solicitado. Igualmente, creo que existe falta de educación financiera, y falta de fomento en las escuelas de las habilidades para poder elegir entre ser empresario o trabajador por cuenta ajena. De hecho, en líneas generales, en los libros de texto hay una clara ausencia de la figura del empresario y del emprendimiento.

 

¿Y en España comparado con el resto de países?
A diferencia de otros países, en España si fracasas en lugar de ser una ventaja por haberlo intentado se convierte un lastre que arrastras durante todo el camino de tu emprendimiento. De hecho, en Estados Unidos no tienden a valorarte desde el punto de vista financiero, si no cuentas a tu espalda con varios fracasos.

 

¿Qué es lo mejor y peor de emprender?
Lo mejor de emprender es que tú eres la capitana de tu propio barco, tu emprendimiento es tu responsabilidad veinticuatro horas al día , trescientos sesenta y cinco días al año, el comienzo, evolución y consolidación de tu proyecto te dota de unas habilidades que te permiten asumir retos profesionales en un mercado global y en continuo cambio, y esa resiliencia que en el camino adquieres es un punto a tu favor, tanto si te mantienes en el camino del emprendimiento como si regresas al mundo laboral por cuenta ajena. Lo peor es la incertidumbre del comienzo, la lucha por obtener financiación y hacer viable tu proyecto.

 

Aunque se ha avanzado mucho, todavía en España una gran parte de las mujeres piden jornadas de trabajo reducidas y asisten a sus hijos. ¿Qué pasos seguir para que haya una mejor igualdad en este sentido?
Un paso muy sencillo, cambiar el paradigma social; que en el día a día el hombre y la mujer asuman la corresponsabilidad y la sociedad lo considere un hecho normal, junto a la racionalización de los horarios. No alcanzo a entender porque el hombre “no es válido” para el cuidado de sus hijos, hasta que es abuelo y entonces se da por hecho, que si la mujer necesita conciliar cuenta tanto con la abuela como el abuelo, sin diferenciar entre ellos por cuestión de género.

Marta Burgués on Twitter
Marta Burgués

Redacción