Saltar al contenido
SomosBiz

¿Por qué el email marketing es esencial para tu empresa?

El email marketing es una estrategia de marketing online donde se utiliza el correo electrónico como canal de comunicación y promoción entre la marca y el consumidor.

El tráfico llega a tu web básicamente de tres sitios: por acciones de marketing online que realices, vía redes sociales o por posicionamiento en Google.

Construir una base de datos sólida de suscriptores te hará ganar dinero. Tu lista estará integrada por potenciales clientes a los que puedes ofrecerle tus servicios o productos. No quiero ilusionarte. No me refiero a que construyes una base de datos y comienzas a vender. Te hablo de un trabajo constante, de generar confianza y de un proceso de comunicación reiterada con contenidos de interés dirigidos a tus suscriptores.

¿Por qué el ‘email marketing’ es esencial para tu empresa?Si construyes una lista de emails, aunque falle Google, cierren las redes sociales o cambies de dominio, seguirás recibiendo un flujo constante de visitas de calificados potenciales clientes a tu web.

Voy a explicarte en que consiste el embudo de ventas. El ancho del embudo está constituido por las visitas que llegan a tu web. De estas, algunas se irán, otras mostraran un cierto interés, y sólo algunas te dejará su email. Entonces se irá reduciendo el embudo.

A quienes les haya impactado o llamado la atención tu trabajo, serán más proclives a comprar, siempre que trabajes bien tu estrategia de email marketing y no seas spammer. Ésta es la punta del embudo.

Embudo al que se le puede dar la vuelta, ya que algunos de tus clientes se convertirán en evangelizadores, y compartirán tus emails y ofertas, trayéndote más suscriptores y más visitas.

Con el surgimiento de las redes sociales, al email marketing se lo ha intentado matar en varias ocasiones. Actualmente, son muchos los profesionales del marketing online, blogueros y hasta empresas, se han dado cuenta que el email marketing está más vivo que nunca. Ellos usan este canal de comunicación para establecer un diálogo, generar un vínculo y posteriormente ofrecer sus productos o servicios a sus potenciales y actuales clientes.

La mejor opción es centrarse en construir esa base de suscriptores, atrayendo a ella a quien realmente es tu potencial cliente. Luego utilizar las redes sociales como herramientas que trabajen para tu empresa o negocio.

De nada te sirve que tengas una gran cantidad de fans en tu página de Facebook o seguidores en Twitter ya que esos contactos ¡no son tuyos! No tienes acceso real a ellos y en cuanto Facebook u otras redes sociales decidan cambiar su política de uso (como hacen a menudo), tu acceso a ellos será modificado y todo tu esfuerzo y tiempo no habrán servido para nada.

En cambio, tu lista de suscriptores sí que es tuya. Tú decides cuándo realizas los envíos y con qué contenido. Tienes libertad para diseñar campañas especiales según el segmento o perfil de cada suscriptor.

Así que si eres de los que lucha por tener muchos fans pero no tienes una estrategia para atraer y capturar el email de tus suscriptores o clientes potenciales te sugiero que hagas un stop y te centres en el email marketing primero.

Como en todo proceso de ventas, para que te compren por email marketing tus suscriptores deben tener confianza en ti.

¿Cómo conseguir esa preciada confianza o percepción positiva por parte del consumidor?

Creando contenido que resuelva un problema específico o le brinden una solución. Se trata de crear un lead magnet, que actúe como imán y atraiga a tu público objetivo. Con este contenido en formato pdf, informe, vídeo puedes “resolver el problema” de tu audiencia. Así, conseguirás que a cambio de este contenido, te deje su email en el formulario de suscripción de tu sitio web.

Si tienes un despacho de abogados especializados en internet, se trata de que crees un contenido específico para aquellas personas que quieren saber qué aspectos legales atañen a las ecommerce. Una guía con “10 claves para que tus clientes se sientan seguros al comprar online”, podría ser una opción acertada.

Procura cultivar una relación para poder venderle tus servicios o productos. De nada sirve escribir un email cada dos meses, pues el suscriptor no tiene relación contigo y no va a comprarte. Enviar un email “correcto” no es suficiente, básate en el engagement y obtendrás mayores resultados.

Los proveedores de correos como Hotmail, Gmail, Yahoo, a la hora de dar autoridad a un email, valoran mucho si tienes engagement con tus suscriptores.

Laura Ferrera

Consultora y Formadora de Social Media Marketing y Marca Personal