Saltar al contenido
SomosBiz

Trabajar desde casa, ¿Es el teletrabajo una oportunidad?

Trabajar desde casa, ¿Es el Teletrabajo una oportunidad?

Se ha escrito y debatido mucho sobre el teletrabajo. Según con quien hables, habrá quienes te animen a implantar el teletrabajo, mientras que otros harán todo lo contrario. Lo que es una realidad es que cada vez hay más empresas que lo están ofreciendo a sus empleados.

Desde mi punto de vista, tampoco veo que haya dado un salto tan importante en las empresas como se esperaba hace unos años. Según un reciente estudio elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Europa un 17% ejerce el teletrabajo, aunque en España tan solo un 6,7% trabaja a distancia.

El teletrabajo no siempre significa trabajar siempre desde casa. También ofrecen las empresas la posibilidad de trabajar unos días al mes o a la semana desde casa. Dando de esta forma al trabajador una gran flexibilidad y fidelización con su puesto de trabajo.

Las ventajas y desventajas varían según se miren desde el punto de vista de la empresa, o desde el de los trabajadores. Por ello, os las separo de esta forma:

 

Ventajas para trabajadores:

– Evitar desplazamientos: tiempo y dinero (gasolina, transporte público, etc.).
– Facilitar la conciliación de la vida familiar con la laboral.
– Contribuir a la mejora de la autonomía.
– Puede aumentar la productividad.

 

Ventajas para la empresa:

– Motivar y fidelizar a los trabajadores.
– Atraer y captar talento.
– Reducir los gastos de infraestructuras: no se necesitan tantos metros cuadrados.
– Permitir integrar personas con discapacidad.

 

Desventajas para los trabajadores

– Disponer de internet en casa.
– Habilitar un espacio en casa.
– Desconectar a veces no resulta fácil.

 

Desventajas para la empresa:

– Tener que incrementar el esfuerzo organizativo.
– La productividad puede subir, pero también bajar.
– Perder o reducir el contacto y el espíritu de equipo así como de fuerza corporativa.

 

Cada empresa debe analizar bien las ventajas y desventajas para así poder tomar la decisión más acertada, según su negocio así como del personal de que se dispone. El directivo debe de ser consciente que no todo el mundo tiene la capacidad de trabajar desde casa. Ya que supone un esfuerzo mayor a nivel de concentración y no distraerse con tareas hogareñas. Por ello, deberá de instalar herramientas de control y, lo que es más importante, poder medir bien la productividad de cada empleado y equipos de trabajo.

 

Lluís Soler Gomis

Founder & CEO, SoftDoit

www.softdoit.com