Saltar al contenido
SomosBiz

El aprendizaje colaborativo en las empresas: tendencia al alza

[vc_row css=”.vc_custom_1445508968419{margin-bottom: 0px !important;}”][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1445507518888{margin-bottom: 30px !important;}”]

Cada vez son más las empresas que utilizan una plataforma de aprendizaje colaborativo para atraer y retener talento.

El aprendizaje colaborativo es una de las ramas de la economía colaborativa, un concepto muy de moda, que surge de las posibilidades que brindan los canales digitales para compartir bienes y servicios entre usuarios.

La economía colaborativa o consumo colaborativo es una alternativa innovadora y disruptiva a modelos económicos tradicionales.

Seguramente ya conozcáis algunos ejemplos de empresas del entorno de la economía colaborativa, como Cabify, Uber, BlaBlaCar o Airbnb. En dichos casos lo que se comparte es un bien físico como un coche o una vivienda.

Cuando hablamos de aprendizaje colaborativo el bien que se comparte no es físico, se trata de un bien intangible y posiblemente el bien más valioso al que podemos aspirar, se trata de conocimiento.

Aunque todavía no se oye hablar de aprendizaje colaborativo tanto como de economía colaborativa, cada vez más empresas optan por dotar a sus empleados de herramientas que favorecen que sus empleados puedan compartir conocimiento y aprender de forma colaborativa, pues como bien dice el famoso proverbio africano “si quieres llegar rápido camina solo, si quieres llegar lejos camina en grupo”. Es el caso de empresas como Apple que a día de hoy utiliza BlueBottleBiz como plataforma de aprendizaje colaborativo.

Una plataforma de aprendizaje colaborativo debe constar de tres pilares fundamentales: contenido relevante y curado, red profesional y herramientas colaborativas. Esto explica por qué Linkedin (red profesional) compró en su día a Lynda (contenidos) y Microsoft (herramientas) compró a Linkedin.

Las ventajas de una plataforma de aprendizaje colaborativo para las empresas son múltiples:

– Detección del talento oculto, gracias a la monitorización y estadísticas que se obtienen de la actividad por parte de los empleados.

– Aumento de la motivación de los empleados y retención de talento, empoderando a los empleados para que aprendan de forma libre y a su ritmo.

– Fomenta el trabajo en equipo y aumenta la eficacia de la formación.

– Crecimiento económico pues, tal y como bien dice Paul Romer: “el crecimiento económico ocurre cuando las personas organizan los recursos de manera que se genera más valor”, y precisamente una plataforma de aprendizaje colaborativo permite organizar un recurso tan preciado como es el conocimiento a través de módulos de aprendizaje y foros de debate.

– Reducción de costes, pues el coste del aprendizaje informal es muchísimo más bajo que el coste del aprendizaje formal.

– Acceso fácil al conocimiento compartido, desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento, siendo la mayoría de plataformas de aprendizaje colaborativo multi-dispositivo y multi-idioma y contando con un avanzado sistema de búsqueda.

Por otro lado, muchas empresas utilizan hoy en día un LMS (Learning Management System) para la gestión del aprendizaje, y se ha comprobado que plataformas de aprendizaje colaborativo como BlueBottleBiz generan un engagement en los empleados superior al de un LSM tradicional. Esto junto con el hecho de que una plataforma de aprendizaje colaborativo es complementaria a cualquier LMS, tiene un coste muy bajo y un ROI muy alto y sobre todo permite a las empresas detectar y retener talento, explica la tendencia al alza en el uso de este tipo de herramientas.

Además, el modelo 70:20:10 explica que el 90% del aprendizaje es informal y es fruto de la experiencia y del aprendizaje social en el lugar de trabajo y sólo un 10% del aprendizaje viene de formación formal (universidades y cursos en general). De este 90%, el 20% es fruto del coaching y feedback de nuestros jefes y el 70% es fruto del aprendizaje colaborativo (interacciones personales de los trabajadores con sus colegas de profesión, de la experiencia y de sus hábitos e iniciativas diarias, como la lectura o el estudio paralelo).

La paradoja es que las empresas siguen destinando prácticamente todo su presupuesto al aprendizaje formal. De ahí que empresas como BlueBottleBiz pongan en jaque el actual modelo formativo dentro de las organizaciones.

BlueBottleBiz, start up seleccionada entre las finalistas del South Summit 2016 dentro de la categoría EdTech, lo tiene claro, la transformación digital de las empresas y la necesidad de ser cada vez más competitivas y de atraer y retener a los mejores profesionales, hace que cada vez cobre más fuerza el aprendizaje colaborativo, social e informal.

Maribel Poyato

Sales & Marketing Manager en BlueBottleBiz