Saltar al contenido
SomosBiz

La internacionalización de una .com

La internacionalización de una .com

[vc_row css=”.vc_custom_1445508968419{margin-bottom: 0px !important;}”][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1445507518888{margin-bottom: 30px !important;}”]

Cada vez son más las empresas que apuestan por dar el salto al extranjero. Lo cierto es que la internacionalización se ha convertido en una de las principales estrategias de crecimiento para las pymes. De hecho, según un informe realizado por la agencia de marketing Hibu, el 51% de las empresas online venden fuera del territorio español. Para una compañía de servicios, hoy en día, empezar a operar en otros países es más fácil que nunca. Pero, ¿cuáles son los pasos a seguir para conseguir internacionalizar tu empresa?

Estos son los puntos a tener en cuenta para que la internacionalización de tu negocio sea todo un éxito:

1) Crea un dominio “.com”: En lugar de utilizar un dominio de un país específico, lo ideal es escoger un dominio “.com”, para poder trabajar de forma más global.

2) Elige un nombre en inglés: Es recomendable que tanto la marca como el nombre de la sociedad sean en inglés. Asimismo, la marca debe de ser única para todos los países, para evitar localizaciones. De este modo, no será necesario abrir nuevas sociedades para cada uno de los países en los que se quiera estar presente.

3) Traduce la página web: Para entrar en el mercado extranjero, es imprescindible traducir todas las secciones de la web en los diferentes idiomas. De nada servirá contar con una página web impecable si los usuarios no son capaces de entender el contenido.

4) Cuenta con números de teléfono internacionales: Otro aspecto importante a tener en cuenta es disponer de números de teléfono para cada territorio. Esto se puede lograr de manera sencilla gracias a la telefonía IP, con unos costes muy fáciles de asumir.

5) Recurre a subvenciones económicas: Existen ayudas como Icex Next que contribuyen económicamente en gastos de comercialización, traducción, etc. y que pueden llegar a los 22.000 euros.

6) Considera las diferencias de cada país: Tener en cuenta los diferentes horarios, sobre todo entre continentes, es crucial para la internacionalización. Asimismo, es esencial valorar que cada país cuenta con su propia cultura y formas de trabajar. Algunos prefieren hablar por teléfono, otros recibir visitas y en otros lugares optan por utilizar el email. Por eso, es imprescindible que adaptes tu empresa a estas variaciones.

7) Ofrece distintos métodos de pago: A la hora de ofrecer servicios o productos en el extranjero, es importante disponer de varias formas de pago. No considerar factores como el cambio de divisa puede dificultar la internacionalización de tu negocio. Lo ideal es contar con métodos de pago multidivisa como PayPal. Aunque estos sistemas te cobran comisión, no suponen ningún coste para el cliente, por lo que te aseguras la venta.

8) Cuida el capital humano: El desarrollo del talento empresarial es la pieza fundamental de cualquier negocio. Es primordial que los colaboradores sean nativos del lugar señalado, así podrán conocer mejor que nadie las particularidades y culturas. Pueden trabajar desde cualquier lugar de forma remota: en la sede central o en el país de origen. Además, actualmente la comunicación con el resto del equipo es más sencilla, gracias a herramientas tecnológicas como “Skype” o “Slack”. Lo principal es que trabajen cómodos y evitar que la diferencia horaria les afecte demasiado.

Lluís Soler Gomis

Founder & CEO, SoftDoit

www.softdoit.com