Saltar al contenido
SomosBiz

La industria química, un mercado con peso específico

La industria química, un mercado con peso específico

El químico es un sector muy competitivo, conformado por compañías de larga tradición, con empleos estables y grandes niveles de exportación.

Se erige como una industria clave, ya que las cifras, todas muy positivas, hablan por sí solas. Engloba más de 3.000 empresas con un negocio que suma 59.000 millones de euros el año pasado. Según el INE, el Instituto Nacional de Estadística, la industria química genera el 12,6% del producto industrial bruto, y ofrece más de 540.000 empleos directos, indirectos e inducidos. Dos son los ejes sobre los que evoluciona el mercado: por un lado, la innovación (con un gasto en I+D+i en 2015 del 25% del total industrial) y las exportaciones (siendo de 32.473 millones de euros en 2016, según Feique, la Federación Empresarial de la Industria Química Española), ello lo posiciona como el segundo mayor exportador de la economía española.

Estructura empresarial

A la hora de analizar su estructura empresarial, nos encontramos con un sector maduro y sólido en el que el 40% de las empresas supera los 20 años de actividad. Es por ello, quizás, que los puestos de trabajo mantienen una evidente calidad, tanto por su estabilidad (94% de contratos indefinidos), el nivel de retribución (38.100 euros por trabajador y año, frente a la media nacional, que es de 22.600 euros), como por la gran inversión en formación que se destina (223 euros anuales por empleado).

Hay dos zonas bastante claras de distribución del sector químico en la Península. Por un lado, Cataluña (con Barcelona y Tarragona como zonas de alta concentración de la industria), y por otro, Andalucía (siendo Huelva un importante foco). Otras áreas son Madrid, Asturias, Cantabria, el País Vasco, Aragón, Castellón, Valencia, Puertollano, Cartagena y Algeciras.

El sector químico engloba subsectores con una cifra de negocios alta. La radiografía económica del sector, publicada por Feique, establece que el subsector más potente es el de la industria química básica, con 24.355 millones de euros como cifra de negocio, y ello engloba gases industriales, colorantes y pigmentos, química inorgánica, química orgánica, fertilizantes, industrias plásticas y del caucho. Mientras que la agroquímica representa unos modestos 963 millones de euros; pinturas, barnices y tintas 4.224 millones de euros; y detergencia, perfumería y cosmética, otros subsector destacado, tuvo 7.995 millones de euros como cifra de negocio el pasado año. Otro subsector potente es el de farmaquímica, que genera 16.367 millones de euros.

Favorable comercio al exterior

Es un mercado en el que las exportaciones son significativas. Pese a que la caída de los precios internacionales redujo la cifra de ventas en el exterior un 2,1%, el volumen de exportaciones se incrementó un 1,4%. Durante el periodo de 2007 a 2016, las exportaciones registraron aumentos acumulados del 40% y se ha mejorado la posición del sector en todos los mercados internacionales extracomunitarios. Actualmente, el volumen de las exportaciones supera los 20 millones toneladas y se exporta a más de 200 países.

La Unión Europea sigue siendo el principal destinatario, con el 59,3% de las exportaciones, aunque se destaca que crecen en otros mercados como Asia y América. Los principales destinos son Francia (11,1%), Alemania (9,9%), Italia (9,4%), Portugal (7,1%), Suiza (5,8%), Países Bajos y Estados Unidos. Dentro de los mercados fuera de la UE destacan las exportaciones al resto de Europa, la zona Nafta, con el 8,1%; el Magreb, con el 3,6%; y Mercosur, con el 3,3%. El crecimiento de las exportaciones duplica al de las importaciones desde 2007, y éstas proceden, principalmente, de Alemania, Francia, Estados Unidos y Bélgica.

Retos: hacia la innovación sostenible

La industria química concentra una cuarta parte de todas las inversiones privadas que se destinan a I+D+i, lo que representa un total de 807 millones de euros de inversión al año. Esta industria representa el mayor inversor industrial en I+D+i de la economía española y más de 7.830 investigadores trabajan en el ámbito químico. Si tenemos en cuenta que el 57% de las empresas químicas son innovadoras, más del doble que la media industrial, podemos afirmar que la innovación está muy presente en este mercado, pero queda mucho por hacer.

La Plataforma Tecnológica de Química Sostenible SusChem-España ha marcado una hoja de ruta que define las diferentes tendencias y necesidades de la I+D+i de la química sostenible. Entre los principales retos está la utilización de recursos alternativos y la valorización de residuos para obtener productos de mayor valor añadido.

Además, se habla de competitividad, puesto que las previsiones del sector, teniendo en cuenta el crecimiento mundial de su demanda hasta 2030, son superiores al 4,5% anual. El mercado reclama la ayuda público-privada y la colaboración de la industria española. Por lo que otros retos futuros pasan por el desarrollo de las infraestructuras de transporte, la mejora y simplificación de la legislación técnica y una mayor defensa comercial de la Unión Europea ante otros competidores internacionales.

Marta Burgués

Redacción