Saltar al contenido
SomosBiz

La industria del software: suma y sigue

La industria del software: suma y sigue

[vc_row css=”.vc_custom_1445508968419{margin-bottom: 0px !important;}”][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1445507518888{margin-bottom: 30px !important;}”]

Si hay un mercado que no conoce crisis es el del software. Si bien se encuentra en un momento de transformación y todavía hay brechas en el camino, su crecimiento ha sido exponencial en pocos años y cada vez son más las empresas que utilizan softwares en diversos ámbitos sociales y empresariales.

La industria del software aportó de forma directa 13.000 millones de euros a la economía española en 2014, equivalente al 1,2% del PIB. Y, cuando se consideran tanto el impacto directo como el indirecto, la contribución del software ronda el 3,4% del PIB, con una contribución total a la economía española que asciende a los 35.800 millones de euros. Son datos del estudio “Software: un catalizador de 910.000 millones de euros para la economía de la UE”, publicado por BSA, The Software Alliance, con análisis de impacto económico realizado por The Economist Intelligence Unit.

“Tenemos el convencimiento de que no estamos explotando todo su potencial. Si consiguiéramos reducir el índice de software ilegal de nuestro país, que actualmente está en el 44%, y lo equiparáramos al menos a la media de la UE, del 28%, sin duda, estaríamos ante una industria mucho más amplia y más potente”, explica Andrés Pi, portavoz de BSA en España.

El software da lugar a 624.471 puestos laborales en España, englobando el 3,7% del empleo total del país. Mientras que los sueldos tienen una media anual de 35.709 euros, siendo más altos que los sueldos del sector servicios o, en general, que la media nacional. Pero están por debajo de la media del sector del software en la UE. Además, las empresas son grandes inversoras de I+D en software, hasta 670 millones en 2013, lo que equivale a casi un 10% del total de la inversión del sector privado en España.

 

Este sector representa 35.800 millones de euros del PIB de España y genera más de 600.000 empleos cualificados. Además, invierte casi 700 millones de euros en I+D.

 

Las empresas utilizan softwares para sus trabajos diarios, y dentro de éstos, son las soluciones a medida las más utilizadas, mientras que las organizaciones confían en las soluciones en la nube. Aun así, lo cierto es que solo un 13% utiliza esta modalidad de alojamiento de forma exclusiva durante el pasado año, según el estudio “El estado actual y futuro del software en España 2017”, elaborado por Softdoit, el comparador de software de España y Latinoamérica, y ATI, Asociación de técnicos de informática. Las empresas, como norma general, están satisfechas con sus soluciones de software, pues casi el 60% asegura que no cambiará porque está contenta con su solución actual. Este crecimiento es visto por Lluís Soler, CEO de Softdoit como totalmente empresarial. “Que la industria del software mueva 3,4% del PIB en España puede sorprender a primeras, pero si te paras a pensar, el software está destinado no sólo al B2C como suele pensar la gente para solucionar temas, como por ejemplo el virus de los ordenadores, sino el software sobre todo está destinado al mundo empresarial al B2B”.

El futuro parece halagüeño para el sector del software. “La innovación y el análisis de datos basados en el software están dando lugar a beneficios y oportunidades para amplios sectores de la economía de la UE. Cada aspecto de cada negocio, o de cada gobierno, requiere de software para desarrollarse, y ser más innovador, más creativo, más competitivo y más eficiente”, remarca Victoria Espinel, presidenta y CEO de BSA The Software Alliance.

Las previsiones de crecimiento son positivas. “Los fabricantes de software indican que sus previsiones para este año 2017 son las de incrementar las ventas y en ningún caso obtener pérdidas. Esto es gracias a diversos factores de la situación de la economía nacional y a otro tipo más tecnológicos como son la tecnología en la nube y la oferta mediante SaaS (software as a service). Los fabricantes de software se han adaptado a ofrecer las soluciones informáticas alojadas en la nube”, destaca Lluís Soler.

Marta Burgués

Redacción