Saltar al contenido
SomosBiz

Franquicias: Cataluña lidera la exportación

Sectores como la moda, la restauración o la salud tienen un protagonismo destacado entre las franquicias que operan en el exterior.

Franquicias: Cataluña lidera la exportación

El sistema de franquicias tiene un gran arraigo y protagonismo en Cataluña, como lo demuestran los datos de nuestros informes estadísticos anuales. Así, en la actualidad es la segunda comunidad autónoma con mayor número de centrales franquiciadoras, concretamente 311 (el 23,95% del total), que suman 20.858 establecimientos abiertos repartidos por todo el territorio español (el 29,56% de los 70.541 puntos de venta que contabiliza la totalidad de este modelo de negocio en España), dan empleo a 67.683 personas (generan el 25,16% del empleo en franquicia) y facturaron 6.423,9 millones de euros al finalizar el ejercicio de 2016 (el 23,79% de la facturación global de esta modalidad de comercio).

La importancia de la franquicia en Cataluña se reafirma aún más al referirnos al aspecto internacional, ya que en este caso lidera la salida de redes franquiciadoras a otros mercados. Concretamente, de esas 311 centrales que concentra en su territorio 106 de ellas, es decir, el 33,8%, ya han implantado su concepto de negocio en otros países, según refleja nuestro estudio “La Franquicia Española en el Mundo”, con datos relativos al primer trimestre de 2017. El tejido empresarial catalán siempre ha sido muy decidido a la hora de abordar la salida al exterior, consciente de las ventajas y los beneficios que esta estrategia conlleva, una realidad que se concreta y se hace más práctica todavía en materia de franquicia.

No cabe duda de que la palabra franquicia está asociada a la expansión y al crecimiento, y que, cuando una empresa decide franquiciar su concepto de negocio, suele hacerlo en la mayoría de las ocasiones para crecer en su comunidad autónoma, después en el resto del país, para terminar abordando la expansión internacional como una salida natural a su estrategia de implantar su marca y darla a conocer en cuantos más mercados mejor.

 

– La moda abandera la salida al exterior con 79 enseñas presentes en 123 países y 9.885 establecimientos operativos.

 

Evidentemente, un proceso de internacionalización requiere llevarlo a la práctica de una forma estudiada, responsable y con los recursos técnicos, humanos y sobre todo financieros necesarios, tal y como han hecho desde siempre las enseñas catalanas. Nunca han dejado nada a la improvisación, sino que han realizado estudios pormenorizados del país de destino, en relación con su cultura, sus gustos, sus tradiciones, su lengua, su legislación en franquicia y los mejores emplazamientos en los que operar; son aspectos esenciales que hay que tener muy claros antes de dar este importante paso de desembarcar en otros países.

Y, por supuesto, decidir convenientemente la fórmula correcta de entrada en un determinado mercado: hacerlo de manera directa, que suele hacerse cuando el país está cercano, caso de Portugal o Andorra, o mediante la figura de la master franquicia, esto es, con un socio local que conozca el mercado y el sector de la enseña perfectamente y se encargue de la expansión de la marca en su país, una fórmula que se utiliza en mercados lejanos, americanos, asiáticos, africanos, australianos o incluso europeos, que aunque estén cerca de Cataluña son muy maduros en materia de franquicia, como el francés, el británico, el italiano o el alemán.

Sectores para todos los gustos

Nada menos que 27 sectores de actividad en franquicia están apostando por la internacionalización, con mención especial para la moda, que abandera la salida al exterior con 79 enseñas presentes en 123 países, con 9.885 establecimientos operativos. En el caso de Cataluña pasa exactamente lo mismo, la moda es el referente para todos los demás sectores: enseñas catalanas como Mango, Tous o Desigual expanden el rótulo de su marca por diferentes países.

Mención especial merece en este sentido la firma Mango, uno de los principales grupos de moda del mundo y la cadena española número uno en internacionalización, ya que tiene presencia en 110 mercados, entre ellos Estados Unidos, Francia, China, Alemania, Reino Unido, Rusia, Italia o India, con más de 2.700 tiendas abiertas.

Por su parte, en el caso de la marca de joyería, regalos, bolsos y complementos Tous también son 44 los países en los que se encuentra operando, algunos tan importantes en franquicia como Canadá, China, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón o México, además de poder adquirirse también sus productos en otros mercados como Arabia Saudí, Bulgaria, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Ghana, Malasia, Qatar, Panamá, Paraguay o algunos tan exóticos como las Islas Cayman o Curazao.

La cadena Desigual también está apostando firmemente por la internacionalización y ya tiene presencia en 15 países, de la talla de Estados Unidos, Canadá, Francia, Japón, Italia, Holanda, Portugal, Suecia, Rusia o Reino Unido.

A su vez, hay otros sectores que también tienen una importancia capital en la internacionalización, como es el de hostelería/restauración, con 53 marcas en 78 países y 1.472 establecimientos abiertos, donde, en el caso de enseñas catalanas, podemos citar nombres como los del Grupo Eat Out, especialmente con su franquicia de bocadillos Pans & Company, o La Tagliatella, con presencia en Alemania, Francia y Portugal, países en los que la franquicia está muy madura y asentada.

 

– La firma Mango es uno de los principales grupos de moda del mundo y la cadena española número uno en internacionalización.

 

Pero no solo sectores con una larga tradición y solera en Cataluña han dado el paso de salir al exterior; otros más incipientes ya están apostando por entrar en distintos mercados, aprovechando la aceptación que tienen en su propio territorio; es el caso de marcas de cartuchos, tóneres, papel para impresoras, como Ecolíder, que se ha implantado en países como Estados Unidos, Francia, Angola, República Dominicana, Grecia, Marruecos, Perú o Venezuela, y Prink, que ya opera en mercados europeos tan importantes en materia de franquicia como el francés, el alemán, el portugués o el italiano, además de en Austria, Bélgica, Chequia, Rumania y Ucrania.

Otro sector que en España está teniendo mucho recorrido es el de las cadenas de perfumes de equivalencia y en este caso la enseña líder, Equivalenza, tiene su central en Cataluña y después de expandirse rápidamente por todo el territorio nacional dio el paso de crecer en otros países. De esta manera, hoy en día se puede ver el rótulo de su marca en 22 mercados, algunos con tanto peso mundial en el mundo de la franquicia como Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Portugal, Brasil o México, además de encontrarse también en otros como Angola, Mozambique, Cabo Verde, Túnez, Irlanda, Chile, Austria o Perú.

También el sector de la salud está dando pasos destacados en el exterior, un ejemplo que están siguiendo enseñas catalanas de la talla de General Óptica, que reparte más de 250 tiendas entre España y Portugal, y Gaes, que avanza en el plano internacional, con presencia en Portugal, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y Panamá.

Asimismo, el sector de la educación no está dejando pasar la oportunidad de crecer en el exterior, como lo demuestra la firma de enseñanza de inglés para niños, Kids&Us, que ya ha abierto escuelas en México, Marruecos y en varios países europeos como Francia, Italia, Chequia y Bélgica.

Una tendencia al alza

Los números son un fiel reflejo que demuestran que las franquicias catalanas miran decididamente hacia el exterior. Y para corroborar esta afirmación, nada mejor que echar la vista atrás y comprobar cómo está tendencia va en aumento año tras año. Así, en el año 2013 podemos constatar que 90 centrales catalanas se habían internacionalizado y que incluso esta comunidad no lideraba la salida a otros mercados, sino que ocupaba el segundo lugar dentro del mapa de España; en 2014 mantenía esta misma posición, aunque ya eran 93 las centrales de Cataluña que estaban fuera, tres más que el año anterior; en 2015 se produjo el relevo en el liderazgo de las comunidades autónomas más exportadoras, que pasó a ser ocupado por Cataluña, con 97 de sus centrales implantadas en otros países, cuatro más que en 2014; en el año 2016 Cataluña reafirmaba ese liderazgo y ya eran 103 las enseñas que estaban operando en distintos mercados, seis más que 2015, y finalmente las ya reseñadas 106 centrales que funcionan actualmente en el exterior, tres más que en 2016, y que permiten que Cataluña siga siendo la comunidad autónomoa que más apuesta por la internacionalización de sus franquicias.

Como se puede observar, los datos crecen año tras año en materia internacional, lo cual nos hace ser optimistas respecto a que esta tendencia va a continuar al alza en ejercicios venideros en lo que respecta a Cataluña. Somos optimistas también en que a estos sectores como la moda, la restauración o la salud, con un protagonismo destacado en el sistema de franquicias, se les irán añadiendo otras actividades, que se irán sumando a esta cultura empresarial tan arraigada en el territorio catalán de centrar también sus miras en el exterior.

Y es que, en un mundo globalizado como el actual, las franquicias catalanas han entendido perfectamente que sus conceptos de negocio no tienen fronteras, de ahí que la apuesta internacional sea algo natural en este tipo de empresas, que continúan expandiéndose sin ningún tipo de prejuicios por todo el planeta, eso sí, siempre desde la seriedad y la profesionalidad de hacer profundos estudios de mercado antes de desembarcar en cualquier país. La internacionalización no admite errores y las enseñas catalanas demuestran cada año que no se equivocan a la hora de mirar y de crecer en el exterior.

Xavier Vallhonrat on Linkedin
Xavier Vallhonrat

Presidente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF)